El Monasterio del Buen Jesús de Trandeiras

A menos de 100mts. de la Casa do Mosteiro permanece el Mosteiro do Bon Xesús de Trandeiras. Allá por febrero del año 1520 se decide construir el convento. Tras arder en 1668, sufrir asedio en la Revolución Francesa, y arder de nuevo en 1.813, hasta nuestros días han llegado, en mejor o peor estado de conservación, restos de su claustro, dependencias, cocinas, sacristía, habitaciones, refectorio, cuadras, graneros y bodegas.

Abarcan una extensión, aún cercada en piedra, de 1.800m2. Permanece el jardín con el estanque, la pila, la fuente de piedra y la fuente excavada en la roca, donde un canal subterráneo lleva el agua hasta el pilón dedicado al regadío de los campos. El agua viene canalizada sobre la piedra, tallada a mano, para surtir también a todo el monasterio.

Podemos poner más fotos y más bonitas incluso… pero no hay foto que pueda transmitir la sensación de calma y bienestar que emana de este lugar. Hay que vivirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *